Moringa en la edad adulta

Llegar a la tercera edad con una salud digna es una aspiración que muchos de nosotros tenemos; ser autosuficientes y depender lo menos posible de otros. Para llegar a este punto debimos, por principio, haber cuidado de nosotros mientras fuimos jóvenes, sin embargo, ya en la edad adulta también necesitamos apoyarnos en alternativas que ayuden a mantener el bienestar con el que contemos. Los productos de origen natural, como la moringa oleifera, resultan excelentes aliados para aliviar los síntomas de varias enfermedades propias de la vejez.

Moringa oleifera y las vitaminas del grupo B

Las vitaminas del grupo B son indispensables a lo largo de toda la vida, no obstante, la ausencia de ellas puede causar mayor impacto durante la tercera edad dado que el cuerpo ya no cuenta con la misma resistencia. Por ejemplo, la falta de vitamina B12 causa múltiples estragos entre los que encontramos cansancio, debilidad, anemia, entumecimiento de manos y pies, depresión, demencia y mala memoria. Estos últimos dos efectos son primordialmente importantes de evitar pues la sanidad mental es especialmente vulnerable en la vejez. Moringa oleifera contiene vitaminas de este grupo –entre ellas la vitamina B12– que abastecen al cuerpo de manera natural con los recursos necesarios para mantenerse en forma y evitar las dolencias mencionadas.

Moringa oleifera, un antiinflamatorio y analgésico natural

Dos de las enfermedades más recurrentes en ancianos son la artritis y la colitis; ambas implican inflamación de algún tipo (de las articulaciones y el colón, respectivamente). En este sentido, las propiedades antiinflamatorias de moringa oleifera han sido probadas científicamente más de una vez. Un estudio realizado en ratas que recibieron inyecciones de extracto de semillas de moringa oleifera luego de una dosis de ácido acético para inducir colitis demostró que, comparado contra las ratas del grupo de control a las que se les administró otro medicamento, la moringa oleifera resultó efectiva en el tratamiento de la colitis y que lo anterior podría atribuirse a los biofenoles y flavonoides de la planta.

En cuanto a la artritis –que también se distingue por causar dolor– podemos encontrar que otro estudio evaluó en ratas la actividad analgésica de la moringa oleifera y, de acuerdo a los resultados, el efecto de moringa oleifera fue comparable al de dosis de 10 mg/kg de indometacina, un fármaco indicado en el tratamiento de la osteoartritis y artritis reumatoide en rangos moderados a severos.

Efectos en la virilidad

Específicamente en hombres el paso de los años pesa en el desempeño sexual pues el flujo sanguíneo se entorpece y obtener erecciones se vuelve más complicado. Algunas investigaciones apuntan a que la riqueza de alcaloides y flavonoides de la moringa oleifera tienen efectos inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) y la arginasa, sustancias que se relacionan con la disfunción eréctil. De igual forma, artículos señalan que la moringa oleifera contiene sustancias que ayudan a mejorar el rendimiento de la dopamina (un neurotransmisor de importancia en el desempeño sexual) además de combatir el estrés oxidativo –gracias a sus numerosos antioxidantes– que también influye en la función eréctil.

Belleza

El envejecimiento no aleja a las mujeres del gusto por mantener la belleza, por el contrario, les demanda prestar más atención. Con el avance de la edad la producción de colágeno decae y resulta en la aparición de arrugas y pérdida de elasticidad (piel caída). Tal es la efectividad de moringa oleifera que grandes compañías cosméticas han volteado sus ojos y laboratorios para explotar sus cualidades. Artículos de investigación han abordado esta perspectiva. Tras estudios, sugieren que, por su abundante contenido de vitaminas, antioxidantes y su efecto positivo en la actividad de los fibroblastos (células responsables de la síntesis del colágeno), moringa oleifera es útil para combatir los efectos de la vejez en la piel tales como tersura, suavidad y volumen.

La vejez puede ser espectacular

Con los cuidados adecuados, durante nuestra jovialidad y ya en la adultez, la tercera edad no tiene que ser un síntoma de inutilidad. Buscar a temprana etapa y en cualquier momento los suplementos adecuados y sencillos, como las cápsulas o presentaciones en polvo de Moringa Pura Vida, que refuercen las capacidades de nuestro organismo harán de la vejez un ocaso para disfrutar en libertad y plenitud.

 

Fuente de información: www.moringapuravida.com

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies